A FALTA DE PAN BUENAS SON TORTAS

A falta de pan buenas son tortas es una expresión que significa que un individuo se conforma con algo que sustituye otra cosa. Está relacionado con el conformismo y resignación de lo que se tiene a lo que realmente se quería como primera opción. Como tal, es un refrán popular, de origen español, que se ha extendido y usado en todo el habla de hispana.

Origen

La expresión de esta frase se originó hace muchos años, específicamente en las panaderías cuando estas no tenían pan. Los clientes al acercarse a comprar pan, le ofrecían tortas, hechas sin levaduras, por lo que los individuos se debían de conformar en llevar tortas y no el producto que anhelaba y ambicionaban. Las tortas son una especie de pan seco, hecho sin levadura, que aguanta muchos días y que es mucho más barato que el pan.

Hay quien vincula su origen con María Antonieta (1755-1793), reina de Francia durante el siglo XVIII. La soberana, cuando buena parte del pueblo vivía en la miseria, habría preguntado asombrada: “Si no tiene pan… ¿por qué la gente no come tortas?” Esta situación puso de manifiesto la indiferencia y la insensibilidad con la que la nobleza de la época gobernaba.

La enseñanza que deja esta expresión, es que en ocasiones el ser humano debe de aceptar lo que consigue en caso de no encontrar lo que se desea realmente. 

USOS DE LA EXPRESIÓN

 Laura quiere un bocadillo con pan de barra, pero queda un trozo muy pequeño. Debe hacerse un sandwich con pan de molde. A falta de pan, buenas son tortas.

Esperaba tener un profesor nativo de Alemán, pero en lugar de eso me encontré a un chico que había vivido un par de años en Alemania. No es lo que esperaba pero, a falta de pan, buenas son tortas.

Revisa mas expresiones similares en nuestro centro de curiosidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *