APAGA Y VÁMONOS

La expresión apaga y vámonos se utiliza para dar por terminada una cosa. Quien cumple con el deber de llevar algo a su término, suele mostrar su satisfacción con esta frase.  A veces tiene un uso irónico, para dar a entender que algo o alguien no aporta nada útil a la situación actual,por lo que es mejor no considerarlo.

Vocabulario: Apagar significa extinguir el fuego o la luz.

Tiene su origen en un cuento narrado tradicionalmente en el pueblo de Pitres (Granada). Hace siglos, dos clérigos de este municipio granadino, aspirantes a una plaza de capellán, hicieron una apuesta a ver cuál de ellos celebraba la Misa en el menor tiempo posible. Tras concluir los preparativos para el desafío religioso y mientras se aproximaban al altar, uno de los curas inició la misa diciendo: “Ite, Missa est”, fórmula litúrgica que hoy equivale a lo que los sacerdotes expresan cuando dicen: “Hemos celebrado la Misa. Podéis ir en paz“. El otro que ya veía que su contrincante había sacado ventaja, dudó un instante, giró hacia el monaguillo que sujetaba la vela y exclamó: “¡Apaga y vámonos!, con lo que a nadie le quedó duda de que su “misa” había sido la más breve.

Ejemplos:

-Ya hemos terminado los ejercicios de Gramática. Pues apaga y vámonos.

-La gente en esta fiesta se esta empezando a descontrolar, así que apaga y vámonos.

– Tenemos poca gasolina en el coche y no hay gasolineras abiertas. Pues entonces, ¡apaga y vámonos!

Revisa mas expresiones similares en nuestro centro de curiosidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *