LA NEGACIÓN

Negación: no, jamás, nunca,  ninguno, ninguna, nada, nadie, ni.

No, es adverbio de negación.

Posición: el adverbio no precede al verbo: Nuria no ha venido.

Si hay pronombres proclíticos, no también los precede.no me lo has preguntado.

Cuando no se refiere específicamente a un elemento, lo precede. No todos están de acuerdo contigo.

La posición de no determina el significado de la oración. No puedo aprobar este examen.(= No puedo aprobar este examen, porque no he estudiado.)

 Jamás y nunca son adverbios y equivalen a en la vida y a otras expresiones populares.

  • Si jamás o nunca se sitúan después de un verbo, necesitan un término de negación delante.No haces nunca lo que te mando.
  • Si jamás o nunca inician la oración no es necesaria la segunda negación.Jamás  haces lo que te mando.
  • Nunca jamás es enfático y equivale a nunca más y a más. Nunca jamás voy a confiar en ti / Nunca más voy a confiar en ti.

 No, precede al verbo cuando los pronombres ninguno, nada o nadie lo siguen.

No le des ninguno/ No vino nadie/ No como nada desde hace tres días.

Los pronombres ninguno, ninguna, nada y nadie pueden aparecen en una oración junto a los adverbios: no, jamás o nunca. En este caso, todos los términos negativos se agrupan y encabezan oración.

Nunca nadie me había tratado así.

También puede iniciarse la oración con no y desplazar los otros complementos.

No hizo nunca nada malo a nadie.

Doble negación equivalente a afirmación.

No quiero que no lo sepa.( quiero que lo sepa)

La doble negación es posible, pero poco recomendable. Es preferible siempre usar formas afirmativas.

  • No sin equivale a con.

Esperé la llegada de las vacaciones no sin ilusión.

Que (comparativo) + no,  no tiene valor negativo. Podría eliminarse no y la oración conservaría el mismo significado.

Prefiero salir un poco antes que no hacer tres horas de cola.(= Prefiero salir un poco antes que hacer tres horas de cola.)

Ni, es una conjunción negativa.

  • Al coordinar oraciones, el primer ni puede ser sustituido por no.

Ni quiero hablar de esto ni tampoco tú deberías hacerlo.

No quiero hablar de esto ni tampoco tú deberías hacerlo.

  • Si la oración comienza por el adverbio no, puede omitirse el primer ni de las partes coordinadas de la oración.

No lo conseguirás (ni) hoy ni nunca.

Ni hoy ni nunca lo conseguirás.

Revisa más explicaciones de ortografía y gramática en nuestro apartado de curiosidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *